Nuestra incansable búsqueda de la innovación en tecnologías de generación de energías limpias nos lleva esta vez a Castilla y León, de nuevo en colaboración con Siemens-Gamesa, para desarrollar nuestro ilusionante proyecto Iberhidrógeno, basado en la generación de hidrógeno verde.

Así se denomina a la que se considera como una de las energías más prometedoras, que resulta ser una estupenda alternativa a las energías que producen un impacto nocivo en la naturaleza y un empeoramiento del cambio climático. Hoy en día la llamada descarbonización del planeta, se presenta como una de las grandes soluciones, a nivel mundial, para reducir considerablemente las emisiones totales de CO2 y hacer un uso más eficiente de los recursos de la naturaleza.

El combustible del futuro

No solo lo es por su forma de extraerse, mediante un proceso químico conocido como electrólisis, que emplea la corriente eléctrica para desunir el oxígeno del hidrógeno que existe en el agua, evitando así emitir dióxido de carbono a la atmósfera.

Su principal ventaja es que resulta inagotable y está presente de forma abundante en todo el planeta.

Una misión común en Castilla y León. Y en el mundo.

Ambas compañías, Grupo Ibereólica Renovables y Siemens Gamesa, son pioneras y referentes en energías limpias y en promover un uso sostenible de los recursos naturales. Además, cuentan ya con una trayectoria fructífera de colaboraciones en proyectos relevantes y exitosos dentro del sector energético.

Esto, unido a su vocación innovadora, les ha llevado a reconocer el gran potencial de esta energía, y a impulsar por ello un ilusionante proyecto Iberhidrógeno en tierras castellano leonesas.

Todo comenzó cuando Siemens Gamesa nos contó acerca de su proyecto piloto, denominado Brande Hydrogen,  ubicado cerca de Brande, al oeste de Dinamarca, consistente en la instalación de un aerogenerador de Siemens Gamesa de 3 MW, para producir electricidad limpia y alimentar un electrolizador de 400 kW.

Rápidamente comprendimos que se abría una oportunidad para escribir un capítulo más de la historia de innovación que Grupo Ibereólica Renovables y Siemens Gamesa recorren juntos desde el año 2004, y cuyo siguiente relato pretende ser la instalación del proyecto Iberhidrógeno, que instalará 49,6 MW de potencia eólica y 30 MW de potencia fotovoltaica. La energía de origen renovable así generada será utilizada para la producción continua de hidrógeno verde a partir la electrólisis del agua.

Ambas compañías saben que aún queda mucho por hacer para hacer llegar la producción eficiente y responsable de hidrógeno a todo el planeta. Pero también saben que, permaneciendo juntos, cada día supone dar un nuevo paso y seguir avanzando hacia un mundo más sostenible.