Nuestra historia

La energía hidroeléctrica como punto de partida

Cuando para la mayoría de las organizaciones las energías renovables eran una alternativa, se funda en 1996 Grupo Ibereólica Renovables en España, con el objetivo de poner en marcha el único modelo energético que creemos posible: el basado en las fuentes de energía provenientes del sol, del viento y del agua.

Con la energía hidroeléctrica como punto de partida, nuestra tarea siempre ha estado ligada a la promoción, construcción y explotación de plantas de generación de energía eléctrica a partir de fuentes renovables. Comenzamos con la instalación de la primera central hidroeléctrica en la cuenca del río Tuela en Lubián (Zamora) y logramos generar, en 1998, nuestro primer KWh renovable en la Central Hidráulica Lubián.

Impulsados por la energía del viento

A medida que avanzaban los años, nuestra capacidad técnica y experiencia se fueron consolidando hasta tal punto que, con el espíritu emprendedor que nos caracteriza, decidimos abrirnos a nuevas fuentes energéticas. Así pues, en 2004 pusimos en marcha nuestro primer parque eólico en el término municipal de Lubián (Zamora), el parque eólico Hedroso-Aciberos, y seguidamente los de Padornelo (Zamora), Lubián (Zamora) y el de Moral de Calatrava (Ciudad Real).

Fueron éstos, además, los años en los que se activó nuestro gen innovador que se consolidaría en 2004 mediante el desarrollo de una alianza con Gamesa. Un acuerdo de colaboración que nos permitió incorporar tecnologías innovadoras como por ejemplo la instalación en nuestros parques eólicos de los aerogeneradores experimentales de 2 MW G-87 y G-90.

Aprovechando la fuerza del sol

En 2007 tomamos la firme decisión de apostar por la energía solar como una solución capaz de hacer llegar la electricidad a un mayor número de personas iniciando la promoción de plantas termosolares con tecnología de concentración cilindroparabólica.

Cinco años después culminamos este proceso con la construcción y puesta en marcha de las Plantas Termosolares de Olivenza (Badajoz) y Morón (Sevilla), y generamos en esta última nuestro primer KWh de origen solar. Consiguiendo, de este modo, cerrar el círculo de obtención de electricidad a partir de fuentes renovables.

Ampliando fronteras

Este fuerte crecimiento nos permitió iniciar una de las etapas más significativas de nuestra historia: el salto a los mercados extranjeros. El proceso se inició en 2010, cuando el Grupo decidió trasladar la experiencia y el know-how adquirido en España a Chile, y posteriormente a Perú y Brasil, en 2011 y 2012 respectivamente.

Siete años después y con EDF Renewables como socio, se ponía en marcha la primera fase de nuestro primer parque eólico de 175,5 MW en la región de Atacama (Chile), Cabo Leones I. Al que siguió Cabo Leones II de 245 MW, desarrollado en alianza con GPG (Grupo Naturgy), puesto en funcionamiento en Diciembre de 2020, así como Cabo Leones III de 192,5 MW, también puesto en marcha en la misma fecha y que supone el primer proyecto desarrollado conjuntamente con Repsol, en el marco de la alianza alcanzada con este Grupo para el ejecución de una plataforma de 2600 MW eólicos y solares fotovoltaicos en Chile.

Un futuro por hacer

Nuestro objetivo para los próximos años es consolidarnos como impulsores de una de las mayores plataformas de proyectos renovables a nivel mundial, contribuyendo como siempre hemos hecho a un futuro mejor para nuestra sociedad y para nuestro planeta.

Un desafío, para el cual seguiremos desarrollando alianzas con grandes grupos multinacionales e incorporando tecnologías innovadoras que nos permitan estar a la vanguardia del sector.

A pesar del escepticismo inicial, vemos que aquella apuesta es hoy la base fundamental del modelo energético futuro.